EXPLORANDO LOS AROMAS DEL VINO ▷ La Guía Completa

Nacho Rubio

Updated on:

Cuando se trata de vinos, el aroma juega un papel esencial en la experiencia de degustación. No solo nos prepara para el primer sorbo, sino que también nos ofrece pistas sobre el carácter y la calidad del vino. Los aromas del vino pueden evocar recuerdos y emociones, convirtiendo cada cata en una experiencia sensorial única.


CONTENIDO DEL ARTÍCULO: MOSTRAR

¿QUÉ SON LOS AROMAS DEL VINO?

Los aromas del vino, también conocidos como el «bouquet» o el «nariz» del vino, se refieren al complejo espectro de olores que emanan de una copa de vino. Estos olores son tan variados y matizados que pueden describirse mediante una amplia gama de frutas, flores, hierbas, especias, maderas y otros compuestos que son resultado del proceso de vinificación.

Primarios, Secundarios y Terciarios: Los Tres Tipos de Aromas

  • Aromas Primarios: Provienen de la uva y la viticultura. Incluyen notas de frutas, flores y hierbas.
  • Aromas Secundarios: Se desarrollan durante la fermentación y la vinificación. Ejemplos son aromas de levadura, pan, cerveza y mantequilla.
  • Aromas Terciarios: Resultado del envejecimiento, ya sea en botella o en barrica. Se identifican con olores a vainilla, tabaco, cedro, café y otros.
[amazon box=»B0B9XP87TY» template=»horizontal»]

Vamos ahora a conocer en profundidad los 3 tipos de aromas que existen en el vino.


LOS AROMAS PRIMARIOS DEL VINO

Cuando se trata de degustar vinos, los aromas juegan un papel esencial en la experiencia general. El olfato es directamente responsable de nuestra capacidad para saborear, y entender los aromas del vino puede enriquecer considerablemente nuestro disfrute de esta bebida ancestral.

LOS AROMAS PRIMARIOS DEL VINO

Vamos a conocer con detalle los aromas primarios del vino, aquellos que provienen directamente de la uva y que son la columna vertebral de la percepción olfativa en la vinicultura.

Si quieres profundizar más en el maravilloso mundo de las cata de vinos, te recomendamos esta completisima GUÍA COMPLETA PARA APRENDER A CATAR.


¿QUÉ SON LOS AROMAS PRIMARIOS dEL VINO?

Los aromas primarios, también conocidos como aromas varietales, son aquellos que se originan en la viña, específicamente en la piel, la pulpa y el jugo de la uva. Estos aromas son influenciados por la variedad de la uva, el terroir (el ambiente único en el que se cultivan las uvas, incluyendo su geología, geografía y clima), así como las técnicas de cultivo.

Estos compuestos aromáticos son la firma olfativa de cada variedad de uva y son responsables de algunas de las primeras impresiones y diferenciaciones más evidentes entre los vinos.

IDENTIFICACIÓN DE AROMAS PRIMARIOS DEL VINO

Los aromas primarios en el vino provienen directamente de la variedad de la uva y son influenciados por el terroir en el que la uva fue cultivada. Estos aromas son típicamente frutales, florales, herbáceos o minerales y se pueden percibir en el vino antes de que intervengan los procesos de fermentación y envejecimiento que generan los aromas secundarios y terciarios.

Aquí hay algunos pasos, algunos son muy importantes y consejos para poder identificar los aromas primarios del vino:

1. SERVIR EL VINO CORRECTAMENTE (es obvio, pero muy importante):

  • Asegúrate de que el vino esté a la temperatura adecuada, los blancos han estar entre 7-12 °C (45-54 °F) y los tintos entre 12-18 °C (54-64 °F). Estas son la temperaturas ideales de cata para captar todos los aromas primarios.
  • Usa una copa de vino adecuada que permita que el vino se airee y concentre los aromas hacia tu nariz. Intenta huir de las copas de vidrio y usa copas de cristal de las marcas RIEDEL o SCHOTT (ZWIESEL). Las mejores copas suelen ser alemanas y austriacas.

2. OBSERVAR EL COLOR Y LA CLARIDAD:

  • El color puede dar muchas pistas sobre la variedad de la uva y la posible intensidad de los aromas primarios que vamos a encontrar.
  • Los vinos más pálidos pueden sugerir aromas más delicados, mientras que los más oscuros podrían indicar aromas más intensos y maduros.

3. REALIZA LA primea captación DE AROMAS O NARIZ:

  • Huele el vino antes de agitar la copa. Los aromas más volátiles se perciben primero y pueden dar pistas sobre las notas frutales o florales.

4. AGITA LA COPA:

  • Después de la primera nariz, agita suavemente la copa para ayudar a liberar más aromas.
  • Huele de nuevo y busca profundizar en la identificación de los aromas primarios específicos.

5. IDENTIFICAR LOS AROMAS primarios ESPECÍFICOS:

  • Frutales: Busca aromas que recuerden a frutas específicas, que pueden ser rojas, negras, tropicales o de hueso, dependiendo de la variedad de uva y del clima donde se cultivó.
  • Florales: Identifica si hay olores que te recuerden a flores específicas como rosa, violeta, jazmín, o incluso flores blancas como azahar.
  • Herbáceos/Verdosos: Detecta si hay notas de hierbas frescas, hierba recién cortada, pimiento verde, menta, entre otros.
  • Minerales: Aromas como los de piedra mojada, tiza o mineralidad son comunes en algunos vinos, especialmente blancos.

6. COMPARAR CON UNA RUEDA DE AROMAS y ANOTAR LAS OBSERVACIONES::

  • Utiliza una rueda de aromas de vino como referencia para ayudarte a poner nombre a lo que estás percibiendo.
  • Mantén un diario de cata de vinos o toma notas sobre los aromas que identificas. Esto puede ayudarte a recordar y aprender sobre los perfiles aromáticos típicos de las distintas variedades de uva.

7. PRÁCTICA Y COMPARACIÓN:

  • La identificación de aromas se mejora con la práctica. Cata diferentes vinos de la misma variedad y compara los aromas.
  • También es útil probar vinos de la misma variedad pero de diferentes regiones para entender cómo el terroir afecta los aromas primarios.
  • Toca catar y beber vino. No hay otra…

Y recuerda que los aromas primarios son generalmente más prominentes en vinos jóvenes y frescos. A medida que el vino envejece, los aromas primarios pueden evolucionar o ser superados por los secundarios y terciarios.

DESCIFRANDO LOS AROMAS PRIMARIOS DE LAS VARIEDADES DE UVA MÁS IMPORTANTES

A continuación, exploraremos los aromas primarios asociados con algunas de las variedades de uva más populares y apreciadas en el mundo del vino.

AROMAS PRIMARIOS DE LA Sauvignon Blanc

Esta variedad es famosa por su vivacidad y frescura, ofreciendo aromas que pueden recordar a hierba recién cortada, espárragos, maracuyá y grosellas. Los Sauvignon Blanc de diferentes regiones expresarán este perfil de aroma con distintos grados de intensidad.

  • Aromas primario de la Sauvignon Blanc: Hierba cortada, grosella espinosa, maracuyá, asparagus.
  • Clima frío: Aromas más nítidos y vegetales, con acidez punzante.
  • Clima cálido: Más notas de frutas tropicales y cítricas.

AROMAS PRIMARIOS DEL Chardonnay

El Chardonnay es como un camaleón, adaptándose a su entorno. En climas fríos, puede ofrecer notas de manzana verde y cítricos, mientras que en climas más cálidos, puede presentar aromas más tropicales como el melocotón y el mango.

  • Aromas primarios del Chardonnay: Manzana verde, limón, melón, piña, a veces acompañado de vainilla y tostado si es envejecido en barrica.
  • Clima frío: Mayor acidez y frescura con aromas cítricos y de manzana.
  • Clima cálido: Más frutas tropicales y melón, a menudo con notas de roble más evidentes.

AROMAS PRIMARIOS DE LA Pinot Noir

Reconocida por su delicadeza, la Pinot Noir puede ser sutilmente perfumada con aromas de cerezas rojas, fresas y, en ocasiones, un toque terroso de hojas caídas y musgo.

  • Aromas primario de la Pinot Noir: Cereza roja, frambuesa, rosa, suelo húmedo.
  • Clima frío: Frutas rojas ácidas, notas florales y terrosas más pronunciadas.
  • Clima cálido: Mayor concentración de frutas rojas maduras y especias dulces.

AROMAS PRIMARIOS DEL Cabernet Sauvignon

El rey de los tintos, el Cabernet Sauvignon, suele tener robustos aromas de cassis, ciruelas y, a veces, eucalipto o menta, junto con una marcada presencia de taninos.

  • Aromas primarios del Cabernet Sauvignon : Cassis (grosella negra), pimiento verde (piracinas), tabaco, menta.
  • Clima frío: Más herbáceo, con mayor presencia de pimiento verde y mentol.
  • Clima cálido: Frutas más maduras, con menos verdor y más notas de frutos negros y especias.

AROMAS PRIMARIOS DEL RIESLING

Los aromas característicos incluyen limón, lima, manzana verde y notas florales. A menudo también tiene un distintivo aroma a ‘gasolina’ o ‘queroseno’ que puede desarrollarse con la edad.

  • Aromas primarios del Riesling: Limón, lima, melocotón, miel, a menudo con una distintiva nota de gasolina, hidrocarburos, queroseno a medida que envejece.
  • Clima frío: Aromas cítricos y de piedra mojada, con gran acidez.
  • Clima cálido: Frutas más dulces y maduras, con mayor presencia de melocotón y albaricoque.

AROMAS PRIMARIOS DE LA TEMPRANILLO

  • Aromas primario de la Tempranillo: Fresas, tabaco, cuero, hojas de té.
  • Clima frío: Más acidez y aromas de frutas rojas frescas.
  • Clima cálido: Frutas más maduras, con notas de tabaco y cuero más intensas.

FACTORES QUE INFLUYEN EN LOS AROMAS PRIMARIOS DEL VINO

Para comprender mejor cómo se desarrollan estos aromas, examinaremos los factores que los afectan:

Terroir

La influencia del terroir en la expresión aromática de las uvas es significativa. Desde la composición del suelo hasta la exposición al sol y la altitud, cada detalle cuenta.

Prácticas de Viticultura

Las técnicas de cultivo, como la poda y el riego, pueden modificar la concentración y el perfil de los aromas primarios en las uvas.

Madurez de la Uva

El punto de madurez en el que se cosechan las uvas puede alterar dramáticamente los aromas finales del vino. Las uvas menos maduras tienden a producir aromas más ácidos y frescos, mientras que las más maduras aportan una mayor dulzura y notas de frutas maduras.

CONSEJOS PARA PRINCIPIANTES EN LA IDENTIFICACIÓN DE AROMAS PRIMARIOS

Como hemos comentado los aromas primarios del vino son aquellos que nos hablan directamente de la fruta, de la uva de la que proviene el vino.

Son los más fáciles de reconocer y son generalmente los primeros que percibimos al acercar nuestra nariz a la copa. Estos aromas están directamente influenciados por el tipo de uva (varietal) y el entorno en el que se cultiva (terroir).

  1. Frutas: Piensa en si las frutas que percibes son rojas, negras o cítricas. ¿Son frescas, cocidas, en conserva o desecadas?
  2. Flores: ¿Puedes oler flores específicas como violeta, rosa o jazmín? A veces, los aromas florales son más evidentes en vinos blancos.
  3. Hierbas y Plantas: ¿Hay alguna sensación que recuerde a las hierbas frescas, bosque, té, o incluso vegetales?
  4. Minerales y Otros: Algunas veces los vinos pueden tener olores que nos recuerdan a la tierra, piedras mojadas o incluso aromas metálicos.

Al identificar estos aromas, es útil no solo confiar en la memoria, sino también en la experiencia personal. Relaciona lo que hueles con experiencias previas: por ejemplo, el aroma de la fresa puede recordarte a una mermelada que disfrutaste en el pasado, o el olor a hierba cortada puede transportarte a un jardín en una mañana de verano.

Recuerda que la identificación de aromas es algo muy personal y puede estar influenciada por la memoria y la experiencia de cada individuo. No hay respuestas incorrectas en la cata de vinos; es más sobre lo que el vino evoca para ti personalmente.


LOS AROMAS SECUNDARIOS DEL VINO

La degustación de vinos es una experiencia sensorial rica y compleja que va más allá del gusto, involucrando el sentido del olfato para discernir los matices que cada vino ofrece. Dentro de la complejidad de los aromas del vino, los aromas secundarios juegan un papel esencial en el buqué y la percepción general del vino.

LOS AROMAS SECUNDARIOS DEL VINO

Vamos a guiar los aficionados y entendidos en el apasionante tema de los aromas secundarios, explorando su origen, su importancia y cómo pueden ser identificados para enriquecer la experiencia de cada sorbo.

¿QUÉ SON LOS AROMAS SECUNDARIOS DEL VINO?

Los aromas secundarios del vino son aquellos que se desarrollan durante el proceso de fermentación y envejecimiento en barricas o tanques de acero inoxidable, antes de que el vino sea embotellado. A diferencia de los aromas primarios, que están relacionados directamente con la uva y su terroir (incluyendo notas frutales, florales y herbáceas), los aromas secundarios son el resultado de la intervención humana en la vinificación y la transformación química que sufre el vino a manos de levaduras y bacterias.

Durante la fermentación alcohólica, las levaduras consumen los azúcares de la uva y los convierten en alcohol y dióxido de carbono, proceso durante el cual también se liberan compuestos que aportan nuevos aromas al vino. Los más conocidos son las notas de panadería, bollería o biscocho debido a la levadura, así como matices lácticos o de mantequilla que provienen de la fermentación maloláctica —una segunda fermentación donde las bacterias convierten el ácido málico más áspero en ácido láctico más suave.

En el caso de los vinos que pasan por un proceso de crianza en barrica, se añaden otros aromas secundarios como la vainilla, coco, caramelo, café, tabaco y especias, resultado de la interacción del vino con la madera y los compuestos fenólicos que esta contiene. Los taninos de la madera también se integran con el vino, aportando estructura y potencial de envejecimiento.

El tipo de barrica (roble francés, americano, húngaro, etc.), el grado de tostado de la misma y el tiempo que el vino pasa en barrica influyen en el perfil final de los aromas secundarios. Además, el uso de técnicas como el batonnage (remover las lías), la micro-oxigenación o el uso de chips de madera también pueden añadir o modificar estos aromas.

Los aromas secundarios son parte de la complejidad de un vino y son esenciales para darle carácter y diferenciarlo de otros vinos, incluso aquellos hechos con el mismo tipo de uva. Los aficionados y profesionales del vino aprenden a identificar estos aromas mediante la cata y pueden utilizarlos para evaluar la calidad del vino, así como para obtener pistas sobre las técnicas de vinificación utilizadas y la posible evolución del vino con el tiempo.

IDENTIFICACIÓN DE AROMAS SECUNDARIOS DEL VINO

La identificación de los aromas secundarios del vino es una habilidad esencial para los sommeliers, enólogos y aficionados del vino. Estos aromas se desarrollan durante la fermentación y el proceso de envejecimiento antes de que el vino sea embotellado.

A continuación, se presenta una guía para identificar y comprender mejor estos aromas característicos.

1. FERMENTACIÓN ALCOHÓLICA Y AROMAS SECUNDARIOS

Durante la fermentación alcohólica, las levaduras transforman los azúcares de las uvas en alcohol. Este proceso también libera una serie de compuestos que contribuyen a la complejidad aromática del vino:

  • Aromas de Levadura: Notas como el pan recién horneado, la masa de pan, y la bollería se asocian con la actividad de las levaduras. Estos aromas son particularmente notorios en vinos que han tenido un contacto prolongado con las lías (células de levadura muertas), como algunos Chardonnays con crianza «sur lie».

2. FERMENTACIÓN MALOLÁCTICA

La fermentación maloláctica (FML) es un proceso secundario que sucede después de la fermentación alcohólica y es llevado a cabo por bacterias lácticas que convierten el ácido málico en ácido láctico, suavizando la acidez del vino y añadiendo complejidad aromática:

  • Aromas Lácticos: Los aromas lácticos incluyen mantequilla, crema, queso y leche. En los vinos tintos, estos aromas pueden ser más sutiles, mientras que en los vinos blancos, como algunos estilos de Chardonnay, pueden ser bastante prominentes.

3. CRIANZA EN BARRICA

La crianza en barrica es otra etapa importante donde los vinos desarrollan una gama de aromas secundarios debido a la interacción con la madera:

  • Aromas de la Madera: Los aromas derivados de la madera incluyen vainilla, coco, especias dulces como la canela y el clavo, y notas tostadas como el café, el chocolate y el ahumado. El carácter del roble también puede aportar notas de cedro y sándalo.

4. OXIDACIÓN CONTROLADA

Una cantidad controlada de exposición al oxígeno durante la crianza puede conducir al desarrollo de aromas secundarios adicionales:

  • Aromas Oxidativos: Notas de frutos secos como las nueces y almendras, así como ciertos matices de caramelo y miel, son típicos de la oxidación controlada.

5. TÉCNICAS DE VINIFICACIÓN ESPECÍFICAS

Diversas técnicas de vinificación también juegan un papel en el perfil de aromas secundarios:

  • Batonnage: Este proceso de remover las lías en el barril puede incrementar los aromas cremosos y de levadura.
  • Micro-Oxigenación: Introducir oxígeno de manera controlada puede ayudar a suavizar los taninos y a desarrollar aromas más maduros y complejos.

6. IDENTIFICACIÓN PRÁCTICA

Para identificar los aromas secundarios durante una cata de vinos, es importante seguir un enfoque metódico:

  1. Olfato: Toma el tiempo para oler el vino sin agitar la copa primero. Esto permite identificar los aromas más volátiles, entre ellos los secundarios.
  2. Agitación: Agita suavemente la copa para liberar los aromas y vuelve a oler. Esto puede hacer que algunos aromas secundarios más sutiles se vuelvan más evidentes.
  3. Notas de Cata: Anota lo que percibes y si algún aroma se destaca particularmente. Esto ayudará a entrenar tu nariz y paladar para reconocimientos futuros.
  4. Comparación: Si es posible, compara diferentes vinos que han pasado por procesos de vinificación similares para entender cómo los mismos métodos pueden variar dependiendo del tipo de uva, la región y las prácticas específicas del enólogo.
  5. Educación Continua: Participa en catas de vinos guiadas y educativas, donde podrás aprender de expertos y comparar tus notas con las de ellos.

Identificar los aromas secundarios es fundamental para entender la historia de un vino, su complejidad y la intención detrás de su elaboración. Con práctica y experiencia, la identificación de estos aromas se vuelve más intuitiva y enriquecedora, agregando una profundidad mayor a la experiencia de disfrutar un vaso de vino.

LA IMPORTANCIA DE LOS AROMAS SECUNDARIOS DEL VINO

Esta sección puede abordar cómo los aromas secundarios contribuyen a la complejidad, el cuerpo y la textura del vino, y cómo pueden ser indicativos de la calidad y el estilo del vino.

Aromas Secundarios en Diferentes Variedades de Vino

El artículo puede explorar cómo los vinos de distintas regiones y de diferentes variedades de uva presentan perfiles de aroma secundarios característicos.

APRENDE A IDENTIFICAR LOS AROMAS SECUNDARIOS EN LAS VARIEDADES DE UVAS MÁS POPULARES

Los aromas secundarios del vino se desarrollan durante los procesos de vinificación, que incluyen la fermentación alcohólica y maloláctica, así como el envejecimiento en tanques o barricas antes de que el vino sea embotellado. Estos aromas son resultado de la interacción entre las levaduras, las bacterias y los compuestos del vino. A continuación, se presentan ejemplos de estos aromas en algunos vinos populares:

AROMAS SECUNDARIOS EN LOS CHARDONNAY

  • Fermentación Maloláctica: Notas cremosas de mantequilla, especialmente en los Chardonnay con fermentación maloláctica completa.
  • Barrica de Roble: Aromas de vainilla, coco y tostadas debido al envejecimiento en barricas nuevas.

AROMAS SECUNDARIOS EN LOS SAUVIGNON BLANC

  • Sin Fermentación Maloláctica y Poco Uso de Roble: Menos influencia de aromas secundarios, pero puede tener sutiles notas de levadura fresca o masa de pan.

AROMAS SECUNDARIOS EN LOS PINOT NOIR

  • Envejecimiento en Roble: Aromas a humo, clavo de olor y un ligero toque tostado, dependiendo del tipo de barrica y el tiempo de envejecimiento.

AROMAS SECUNDARIOS EN LOS CABERNET SAUVIGNON

  • Fermentación y Roble: Aromas a cedro, tabaco y a veces chocolate, que se desarrollan por la fermentación y el tiempo en barricas.

AROMAS SECUNDARIOS EN LOS SYRAH/SHIRAZ

  • Roble y Fermentación Prolongada: Notas de cuero, humo y especias como la pimienta negra, resultantes del estilo de vinificación y envejecimiento en barricas.

AROMAS SECUNDARIOS EN LOS MERLOT

  • Roble: Dependiendo del envejecimiento en roble, puede presentar aromas secundarios como vainilla, café y toffee.

AROMAS SECUNDARIOS EN LOS TEMPRANILLO

  • Envejecimiento en Roble Americano y Español: Aromas a vainilla, tabaco, cuero y cacao, típicos de la crianza en barricas de roble, especialmente en vinos de Rioja y Ribera del Duero.

AROMAS SECUNDARIOS EN LOS RIESLING

  • Fermentación en Depósitos Neutros: Algunos Riesling pueden desarrollar notas secundarias sutiles de goma de mascar o gasolina (TDN) que se vuelven más pronunciadas con la edad.

Cabe destacar que el impacto y la presencia de aromas secundarios en un vino varían enormemente según las técnicas de vinificación del productor, la región de origen y la intención del enólogo. Mientras que algunos estilos de vino hacen hincapié en los aromas primarios y minimizan los secundarios, otros buscan un equilibrio o incluso destacar estos últimos para agregar complejidad al perfil aromático del vino.

CÓMO AFECTA LA AÑADA AL DESARROLLO DE AROMAS SECUNDARIOS

La añada de un vino, es decir, el año en que se cosecharon las uvas, juega un papel crucial en la formación de los aromas secundarios durante el proceso de vinificación y la maduración del vino. Los aromas secundarios se refieren a aquellos compuestos aromáticos que no provienen directamente de la uva, sino que son el resultado de las reacciones bioquímicas que ocurren durante la fermentación y en etapas posteriores antes del embotellado, e incluyen notas como las levaduras, pan tostado, quesos, mantequilla, lacticidad, entre otros.

FACTORES DE LA AÑADA QUE INFLUYEN EN LOS AROMAS SECUNDARIOS:

  1. Condiciones Climáticas: La meteorología durante el año de cultivo afecta la madurez y sanidad de la uva, lo que puede influir en los niveles de azúcar, acidez y compuestos fenólicos. Estos factores determinan la intensidad y el equilibrio de los aromas secundarios. Por ejemplo, una añada más cálida puede resultar en vinos con mayor concentración de alcohol, lo cual puede intensificar los aromas secundarios derivados de la fermentación alcohólica.
  2. Maduración de la Uva: La cantidad de sol y la temperatura durante la temporada de crecimiento afectan el desarrollo de los precursores aromáticos en la uva. Años con una maduración perfecta pueden conducir a una fermentación más controlada y a un perfil de aromas secundarios más refinados y complejos.
  3. Precipitaciones: Las lluvias durante la temporada de crecimiento o cerca de la cosecha pueden diluir los azúcares y afectar la concentración de sabores y aromas. Esto puede resultar en un desarrollo menos intenso de aromas secundarios o en una mayor influencia de aromas no deseados si la uva no está sana.
  4. Manejo de la Viña: Las prácticas de viticultura y el manejo de la cosecha también varían de un año a otro en respuesta a las condiciones climáticas, lo que puede alterar la composición química de la uva y, por lo tanto, influir en los aromas secundarios del vino resultante.

EFECTO DE LA AÑADA EN LA VINIFICACIÓN Y LOS AROMA SECUNDARIOS:

  • Decisión de Cosecha: El momento exacto de la cosecha, que puede variar significativamente de una añada a otra, determina la calidad de la fruta y su aptitud para producir ciertos estilos de vino con distintos perfiles de aroma secundario.
  • Fermentación: Las temperaturas y duraciones de la fermentación, que pueden ajustarse en respuesta a las características de la fruta de una añada específica, son críticas para la formación de los aromas secundarios.
  • Crianza y Barrica: La elección de usar barricas nuevas o usadas, el tipo de madera y el tiempo de crianza pueden ser ajustados para compensar o destacar las características de una añada, influyendo en el desarrollo de aromas secundarios como vainilla, coco o especias.

La añada es, por lo tanto, un factor fundamental en la determinación de los aromas secundarios de un vino. No solo influye en la calidad y composición de la uva cosechada, sino que también guía las manos del enólogo en cada decisión crítica de vinificación que afectará la expresión aromática final del vino.

Los catadores y aficionados a menudo buscan vinos de añadas específicas, no solo por su potencial de envejecimiento, sino también por la promesa de un perfil aromático que refleje las condiciones únicas de ese año particular.

CONSEJOS PARA PRINCIPIANTES EN LA IDENTIFICACIÓN DE AROMAS SECUNDARIOS

Identificar los aromas secundarios en los vinos puede ser tan desafiante como emocionante, especialmente para aquellos que están comenzando en el mundo de la cata. Aquí te ofrezco algunos consejos simplificados para ayudarte a mejorar en esta habilidad:

ENTIENDE QUÉ SON LOS AROMAS SECUNDARIOS

Los aromas secundarios del vino no provienen de la fruta, sino de la fermentación y envejecimiento. Por ejemplo, aromas como la mantequilla o el pan tostado son secundarios.

PRÁCTICA OLFATIVA

Antes de catar, huele varios productos como lácteos, pan recién horneado y especias para educar tu nariz.

APRENDE SOBRE LA VINIFICACIÓN

Investiga un poco cómo los diferentes procesos de vinificación, como la fermentación en barrica o la maloláctica, impactan en los aromas del vino.

TOMA NOTAS

Cuando pruebes un vino, escribe los aromas que identificas. Esto te ayudará a recordar y a mejorar en la identificación de aromas. Considera usar una rueda de aromas del vino o una app de cata para guiarte sobre los diferentes aromas que puedes encontrar. Lleva un registro de los vinos que has probado y los aromas que has encontrado. Es una excelente manera de disfrutar de tu progreso.

PACIENCIA, PRÁCTICA Y CONFIANZA

No esperes identificar todos los aromas de inmediato. La cata es una habilidad que se desarrolla con el tiempo y la práctica constante. Confía en tus primeras impresiones; si piensas que hueles a algo en particular, probablemente esté allí. No te estreses por ser perfecto en la identificación de aromas. La cata de vinos debe ser disfrutable. Asistir a eventos donde un sommelier guíe la cata puede ser una forma excelente de aprender y comparar tus percepciones con las de otros.

Con estos consejos, los principiantes pueden empezar a explorar el complejo mundo de los aromas secundarios en los vinos y disfrutar cada sorbo mientras aprenden.


LOS AROMAS TERCIARIOS DEL VINO

El vino, esa bebida ancestral que captura la esencia de la tierra y el esfuerzo humano, es un compendio de historias, sabores y, por supuesto, aromas. Mientras que los aromas primarios y secundarios son bien conocidos por reflejar la fruta y el proceso de vinificación, respectivamente, los aromas terciarios del vino son los embajadores de la madurez, la evolución y la complejidad.

LOS AROMAS TERCIARIOS DEL VINO

En este parte de la guía, exploraremos el vasto y fascinante mundo de los aromas terciarios del vino.

¿QUÉ SON LOS AROMAS TERCIARIOS DEL VINO?

Definición y Origen

Antes de sumergirnos en las notas específicas que caracterizan a los aromas terciarios, es crucial entender qué son y de dónde provienen. Estos aromas son el resultado de la evolución química que el vino experimenta durante el envejecimiento en botella.

Proceso de Desarrollo

Examinaremos el proceso de envejecimiento y cómo afecta la estructura y el perfil aromático del vino, detallando los factores que influyen en el desarrollo de estos aromas complejos.

IDENTIFICACIÓN DE AROMAS TERCIARIOS DEL VINO

La identificación de los aromas terciarios en el vino es parte crucial de la cata y evaluación de un vino maduro. Estos aromas se desarrollan con el envejecimiento del vino en botella y son indicativos de los procesos post-fermentativos. A diferencia de los aromas primarios, que provienen de la uva, y los secundarios, que resultan de la fermentación, los terciarios son resultado de la evolución química del vino a lo largo del tiempo. Aquí está cómo reconocer y evaluar estos aromas complejos:

AROMAS TERCIARIOS EN EL VINO MÁS COMUNES:

  1. Aromas de Oxidación: Busca notas de frutos secos, como almendras, nueces, o avellanas. También puedes encontrar aromas de miel, caramelo, café y toffee.
  2. Aromas de Evolución: Los aromas que recuerdan a la tierra, como el musgo, la seta, el cuero y el tabaco, a menudo aparecen en los vinos con cierta edad.
  3. Aromas de Frutas Maduras: Los aromas frutales tienden a evolucionar de frescos y vibrantes a más compotados, como la fruta cocida o en conserva.
  4. Aromas Ahumados y de Especias: Los matices de especias dulces pueden dar paso a notas más terrosas y complejas de especias como la pimienta negra, la nuez moscada, y el clavo.
  5. Aromas de Bajo Vuelo: Algunos vinos desarrollan notas de trufa, tierra mojada, o petricor (el olor de la lluvia sobre suelo seco), que son altamente apreciados por los conocedores.

TÉCNICAS PARA LA IDENTIFICACIÓN DE AROMAS TERCIARIOS EN EL VINO:

  1. Paciencia en la Cata: Permite que el vino respire. Algunos aromas terciarios pueden ser muy sutiles y necesitan tiempo para revelarse después de abrir la botella.
  2. Atención a la Evolución: Prueba el vino en intervalos después de abrirlo. Los aromas terciarios pueden cambiar y desarrollarse con la exposición al aire.
  3. Contexto de la Edad: Ten en cuenta la edad del vino y su potencial de envejecimiento. Los vinos con gran capacidad de envejecimiento suelen desarrollar una gama más amplia de aromas terciarios.
  4. Comparación de Añadas: Si es posible, compara diferentes añadas del mismo vino para entender cómo los aromas terciarios evolucionan a lo largo de los años.
  5. Temperatura de Servicio: Sirve el vino a la temperatura adecuada. Los vinos demasiado fríos pueden suprimir la expresión de los aromas terciarios.
  6. Utilizar una Copia Adecuada: Un buen vaso de vino, con una amplia cámara aromática, puede ayudar a captar mejor la gama de aromas terciarios.
  7. Educación y Práctica: La familiarización con los distintos perfiles de envejecimiento de las principales regiones y variedades te ayudará a identificar los terciarios esperados en distintos tipos de vino.
  8. Notas y Discusión: Tomar notas detalladas y discutir tus observaciones con otros puede ayudar a calibrar tus percepciones y aprender de las experiencias de otros catadores.

Reconocer y describir los aromas terciarios puede ser uno de los aspectos más desafiantes pero también más gratificantes de la cata de vinos. Estos aromas añaden una dimensión de profundidad y complejidad a la bebida, y su correcta identificación es una habilidad muy valorada en el mundo del vino. Con práctica y exposición a una amplia gama de vinos, uno puede desarrollar una aguda habilidad para detectar y disfrutar de la riqueza de los aromas terciarios.

LA CIENCIA DETRÁS DE LOS AROMAS TERCIARIOS DEL VINO

Componentes Químicos

Profundizaremos en los componentes químicos responsables de los aromas terciarios, tales como los esteres y aldehídos, y su impacto en la percepción sensorial del vino.

Factores que Afectan el Desarrollo

Exploraremos los factores que afectan el desarrollo de los aromas terciarios, incluyendo el tipo de uva, la calidad de la cosecha, y prácticas específicas de vinificación y almacenamiento.

APRECIACIÓN DE LOS AROMAS TERCIARIOS DEL VINO

Catas y Degustaciones

Ofreceremos consejos sobre cómo catar vinos para apreciar plenamente los aromas terciarios, y qué buscar en una sesión de degustación.

Maridaje de Comidas

Discutiremos cómo los aromas terciarios pueden complementar ciertos alimentos y mejorar la experiencia culinaria, proporcionando ejemplos de maridajes exitosos.

LOS AROMAS TERCIARIOS EN LA CALIDAD DEL VINO

Indicadores de Madurez y Calidad

Argumentaremos cómo los aromas terciarios son a menudo indicadores de la madurez y calidad de un vino y lo que esto significa para coleccionistas y aficionados.

Valoración en el Mercado

Analisaremos cómo la presencia y calidad de los aromas terciarios pueden afectar la valoración y el precio de un vino en el mercado.

Los aromas terciarios son testigos de la travesía del vino a través del tiempo. Su reconocimiento y apreciación son habilidades que enriquecen la experiencia de todo amante del vino.

CONSEJOS PARA PRINCIPIANTES EN LA IDENTIFICACIÓN DE AROMAS tERCIARIOS

Identificar los aromas terciarios en el vino, que se desarrollan con el envejecimiento del vino en botella o barrica, puede ser particularmente fascinante, pero desafiante para los principiantes.

Aquí tienes algunos consejos simplificados:

ENTIENDE QUÉ SON LOS AROMAS TERCIARIOS:

Los aromas terciarios son aquellos que se desarrollan con el tiempo, tras el proceso de fermentación. Surgen del envejecimiento del vino y pueden incluir olores a nuez, cuero, tabaco, té, miel, especias dulces y tierra.

hace falta PACIENCIA Y TIEMPO:

Los vinos necesitan tiempo para desarrollar estos aromas complejos. No todos los vinos están diseñados para envejecer, así que busca aquellos que sí lo están, como los tintos robustos y algunos blancos más complejos.

PRACTICA CON VINOS DE DIFERENTES AÑADAS

Para apreciar realmente los aromas terciarios, compara vinos jóvenes con vinos que han tenido tiempo de envejecer. Notarás cómo cambian y se suavizan los aromas.

APRENDE DE LAS VARIEDADES Y REGIONES:

Investiga qué tipos de uvas y qué regiones producen vinos conocidos por su potencial de envejecimiento. Por ejemplo, un Burdeos añejo o un Rioja Reserva.

OXIGENA EL VINO (muy importante en vinos de añadas antiguas):

Permite que el vino respire antes de olerlo. Esto puede ser simplemente dejar el vino en la copa o decantarlo, lo que ayuda a que los aromas terciarios se vuelvan más evidentes.

CONFÍA EN TUS INSTINTOS:

No hay respuestas equivocadas. Si hueles algo que te recuerda a un aroma particular, es válido. La cata de vinos es subjetiva y personal.

TOMA NOTAS Y COMPARA:

Lo repetimos una y otra vez, intenta llevar un diario de tus catas. Anota tus impresiones y, con el tiempo, podrás comparar y entender mejor cómo evolucionan los aromas.

Y lo más importante = DISFRUTA LA EXPERIENCIA:

No te preocupes por acertar siempre. Disfruta del proceso de aprender y descubrir los complejos aromas del vino.

Recuerda que identificar los aromas terciarios es una habilidad que se desarrolla con la práctica y la experiencia, así que cuanto más practiques, mejor serás en reconocer y disfrutar de la complejidad de los vinos envejecidos.


LA RUEDA DE AROMAS DEL VINO

La Rueda de Aromas del Vino es una herramienta visual que se utiliza para ayudar a los catadores de vino a identificar y describir los aromas presentes en el vino.

LA RUEDA DE AROMAS DEL VINO

Fue desarrollada por Ann C. Noble, una enóloga y profesora retirada de la Universidad de California en Davis, y ha sido adaptada y modificada por diferentes organizaciones y países para reflejar las particularidades de sus vinos y preferencias sensoriales.

La rueda está organizada de manera concéntrica con niveles que van desde los más generales a los más específicos:

  1. Nivel Central: En el centro de la rueda, se encuentran las categorías más generales de aromas, como frutales, florales, vegetales, especiados, tostados, etc. Estos grandes grupos son lo primero que se identifica cuando se huele un vino.
  2. Nivel Intermedio: Partiendo de cada una de las categorías generales, se despliegan subcategorías que especifican un poco más el tipo de aroma detectado. Por ejemplo, en la categoría de frutales se podría encontrar subcategorías como cítricos, bayas, frutas de hueso, etc.
  3. Nivel Exterior: En la capa más externa se encuentran los aromas específicos. Siguiendo con el ejemplo de los frutales, bajo la subcategoría de cítricos podrían aparecer aromas específicos como limón, lima, naranja o toronja.

La rueda puede incluir también defectos en el vino, tales como aromas que indican oxidación, reducción, o la presencia de compuestos como el TCA (tricloroanisole), que es el responsable del defecto conocido como «olor a corcho».

La utilidad de la rueda de aromas es múltiple:

  • Educación y entrenamiento sensorial: Ayuda a los estudiantes de enología y a los aficionados a entrenar su sentido del olfato y a poner palabras a las sensaciones que experimentan.
  • Análisis y Descripción: Facilita a los catadores describir de manera más sistemática y detallada lo que perciben en un vino.
  • Comunicación: Proporciona un lenguaje común que puede ser utilizado por profesionales y entusiastas para hablar sobre vino.

Cabe destacar que cada vino tiene su propio perfil aromático que puede ser influenciado por numerosos factores, como la variedad de la uva, el terroir, el proceso de vinificación y la edad del vino.

La Rueda de Aromas del Vino es una guía y no un listado exhaustivo; no todos los vinos presentarán todos los aromas indicados, y pueden tener otros que no están representados en la rueda.

Uso Práctico de la Rueda de Aromas

Explicamos cómo utilizar la rueda de aromas durante una cata de vinos, con ejemplos de cómo diferentes vinos pueden presentar diversos perfiles aromáticos.


NOTAS CÁLIDAS EN EL VINO ¿QUÉ SON?

Las NOTAS CÁLIDAS EN EL VINO son aquellos sabores y aromas que evocan sensaciones de calor, confort y riqueza.

Estas características son esenciales para entender la complejidad y la estructura de un vino, y pueden variar significativamente dependiendo del tipo de uva, el terroir y las técnicas de vinificación utilizadas.

Las notas cálidas en el vino se refieren a ciertos aromas y sabores que remiten a especias, frutas maduras, y a veces toques de madera o ahumados que contribuyen a una sensación general de calidez en el paladar.

Estas notas son predominantemente encontradas en vinos tintos, aunque algunos vinos blancos también pueden exhibirlas dependiendo de su proceso de fermentación y envejecimiento.

CARACTERÍSTICAS PRINCIPALES DE LAS NOTAS CÁLIDAS EN EL VINO

  • FRUTAS MADURAS: Sabores como cereza negra, ciruela y mora son comunes en vinos con notas cálidas. Estas frutas, cuando están en su punto más maduro, aportan una dulzura natural y una riqueza que calienta el paladar.
  • ESPECIAS: Las especias como la canela, la nuez moscada y el clavo son típicas de los vinos con este perfil. Estas especias añaden complejidad y una sensación picante que se percibe como cálida.
  • TOQUES DE MADERA: Los vinos envejecidos en barricas de roble a menudo desarrollan notas de vainilla, coco y caramelo, contribuyendo a la percepción de calidez.

INFLUENCIA DEL TERROIR Y LA VINIFICACIÓN

El terroir, que incluye el clima, el suelo y la topografía, juega un papel crucial en el desarrollo de las notas cálidas. Los vinos producidos en climas más cálidos tienden a tener niveles más altos de madurez en las uvas, lo que se traduce en sabores más ricos y robustos.

Además, las TÉCNICAS DE VINIFICACIÓN como la fermentación a temperaturas controladas y el envejecimiento en barricas de roble, también influyen significativamente en el desarrollo de estas notas.

TÉCNICAS DE VINIFICACIÓN QUE POTECIAN LAS NOTAS CÁLIDAS

  • FERMENTACIÓN A TEMPERATURAS MÁS ALTAS: Permite la extracción de más sabores y colores, lo que resulta en vinos más intensos y cálidos.
  • ENVEJECIMIENTO EN BARRICA: El contacto con la madera no solo añade sabores de vainilla y especias, sino que también ayuda a suavizar los taninos, dando lugar a un vino más redondo y cálido.

CÓMO IDENTIFICAR UN VINO CON NOTAS CÁLIDAS

Cuando degustes un vino, busca aromas y sabores que evoquen calidez y riqueza. Notarás que estos vinos tienen un cuerpo más lleno y ofrecen una larga persistencia en boca, dejando una sensación placentera y cálida que perdura.


FACTORES QUE AFECTAN LOS AROMAS DEL VINO

Los aromas del vino son el resultado de complejas interacciones entre diversos factores que afectan el perfil aromático desde la viña hasta la botella.

FACTORES QUE AFECTAN LOS AROMAS DEL VINO.

Algunos de los factores más importantes que influyen en los aromas del vino son:

  1. Variedad de la Uva: Cada variedad de uva (como Cabernet Sauvignon, Chardonnay, Pinot Noir, etc.) tiene su propio perfil aromático inherente, que es un punto de partida fundamental para los aromas que se encontrarán en el vino.
  2. Terroir: El concepto de «terroir» se refiere a la singularidad del lugar donde se cultivan las uvas, incluyendo el suelo, el clima, la altitud y la orientación del viñedo. Estos factores pueden influir en el carácter y la intensidad de los aromas del vino.
  3. Clima y Añada: Las condiciones climáticas durante la temporada de crecimiento y en la época de la cosecha (temperatura, precipitación, sol, etc.) tienen un gran impacto en el perfil aromático de las uvas y, por ende, del vino. Los vinos de distintas añadas pueden presentar variaciones significativas en sus aromas.
  4. Madurez de las Uvas: El nivel de madurez de las uvas en el momento de la cosecha afecta la concentración y el tipo de precursores aromáticos. Las uvas menos maduras tienden a tener más aromas herbáceos o vegetales, mientras que las más maduras pueden desarrollar aromas más dulces y frutales.
  5. Vinificación: Los métodos de vinificación, como la fermentación con o sin la presencia de pieles, el uso de levaduras seleccionadas o indígenas, las temperaturas de fermentación, la maceración, la maloláctica, entre otros, pueden alterar o intensificar los aromas del vino.
  6. Crianza y Envejecimiento: El tiempo y las condiciones de crianza (en barrica o en tanque de acero, por ejemplo) y el envejecimiento en botella también contribuyen al perfil aromático. Las barricas de roble pueden añadir notas de vainilla, coco, y especias, mientras que el envejecimiento puede desarrollar aromas más complejos como cuero, tabaco, y frutas secas.
  7. Manejo de la Viña: Las prácticas de viticultura, como la poda, el riego, y el manejo del dosel, pueden influir en la calidad de la uva y, por lo tanto, en los aromas del vino.
  8. Estado Sanitario de la Uva: La presencia de enfermedades, plagas o moho en las uvas puede llevar a la formación de aromas no deseados o a la pérdida de los aromas característicos de la variedad.
  9. Almacenamiento y Transporte: Las condiciones en las que el vino es almacenado y transportado antes de llegar al consumidor final pueden afectar su calidad y sus aromas, especialmente si el vino está expuesto a temperaturas extremas o a luz intensa.
  10. Oxidación y Reducción: La exposición del vino al oxígeno puede tanto beneficiar su desarrollo aromático como causar oxidación indeseada, resultando en aromas avinagrados o a manzana pasada. Por otro lado, condiciones reductoras pueden generar aromas a azufre o a huevo podrido.

Estos factores pueden actuar de forma aislada o conjunta, y el arte de la vinificación consiste en equilibrarlos para expresar al máximo el potencial de la uva y obtener el perfil deseado en el vino.

La comprensión de estos elementos es crucial para los enólogos y los aficionados al vino para poder apreciar la complejidad y la diversidad de aromas que puede ofrecer un vino.


¿CÓMO ENTRENAR TU NARIZ PARA LA CATA DE VINOS?

Entrenar tu nariz para la cata de vinos puede ser una experiencia gratificante que mejora tu apreciación de esta bebida compleja y rica en matices.

¿CÓMO ENTRENAR TU NARIZ PARA LA CATA DE VINOS?

Aquí te presento una guía detallada sobre cómo puedes entrenar tu nariz para identificar los distintos aromas en una copa de vino:

  1. Educación Sensorial:
    • Aprender sobre Aromas Comunes: Familiarízate con los aromas comunes encontrados en los vinos como frutas, flores, hierbas, especias, madera, entre otros. Puedes hacer esto leyendo sobre enología, o incluso mejor, participando en talleres o catas guiadas.
  2. Práctica Regular:
    • Cata Diaria: Si es posible, prueba diferentes tipos de vinos regularmente. Al catar, haz un esfuerzo consciente para identificar los aromas que percibes.
    • Uso de Kits de Aromas: Consigue un kit de aromas de vino, que incluye pequeñas botellas de los aromas típicos encontrados en los vinos, y práctica identificándolos.
  3. Ambiente Adecuado:
    • Espacio Libre de Olores: Asegúrate de estar en un ambiente donde otros olores no interfieran con tu capacidad para percibir los aromas del vino.
  4. Técnica Correcta:
    • Agitación: Agita suavemente la copa para liberar los aromas del vino.
    • Respiración Profunda: Al oler, asegúrate de tomar una respiración profunda y lenta para realmente captar los diferentes aromas.
  5. Registro y Análisis:
    • Tomar Notas: Lleva un diario de vinos donde anotes los aromas que identificas en cada vino que pruebas. Con el tiempo, verás cómo tu habilidad para identificar aromas mejora.
  6. Comparación y Contrastación:
    • Comparar Vinos Lado a Lado: Cata diferentes vinos lado a lado y compara los aromas que encuentras en cada uno.
  7. Desarrollo del Vocabulario:
    • Aprender Términos de Cata: Familiarízate con el vocabulario usado en la cata de vinos para describir aromas. Esto te ayudará a poner en palabras lo que estás percibiendo.
  8. Participación en Grupos de Cata:
    • Unión a Clubes de Vino: Únete a un club de vinos o asiste a eventos de cata donde puedas compartir tus experiencias y aprender de otros.
  9. Consulta a Expertos:
    • Mentoría: Si es posible, busca la orientación de un sommelier o un experto en vinos que pueda guiarte en tu viaje de entrenamiento sensorial.
  10. Paciencia y Persistencia:
    • Práctica Continua: La habilidad para identificar aromas se desarrolla con el tiempo y práctica constante. No te desesperes si al principio encuentras difícil distinguir entre diferentes aromas.

Entrenar tu nariz para la cata de vinos es un camino de descubrimiento y apreciación profunda. Con la práctica y orientación adecuada, podrás desentrañar los complejos y deliciosos aromas que cada vino tiene para ofrecer, elevando tu experiencia enológica a un nivel superior.


SET DE AROMAS DEL VINO

Un set de aromas del vino es una herramienta esencial para cualquier entusiasta del vino, desde aficionados hasta sommeliers. Estos kits están diseñados para entrenar el olfato y mejorar la habilidad de identificar los distintos aromas presentes en el vino.

Profundicemos en cómo estos sets enriquecen la experiencia del vino y son claves en la educación sensorial.

CARACTERÍSTICAS Y COMPONENTES DE UN SET DE AROMAS

Diversidad y Selección: Estos sets suelen incluir una amplia gama de aromas, desde los más comunes en vinos hasta los más complejos y sutiles, abarcando notas frutales, florales, especiadas, entre otras.

Calidad y Diseño: Los aromas están contenidos en pequeños frascos o recipientes, cuidadosamente etiquetados y presentados en un estuche o caja diseñada para preservar la integridad de los aromas.

Desarrollo del Olfato: El uso regular de estos sets ayuda a entrenar y agudizar el sentido del olfato, una habilidad crucial para la cata y apreciación del vino.

Aprendizaje y Práctica: Estos kits son utilizados tanto en cursos de enología y sommeliería como por aficionados que buscan profundizar su comprensión y disfrute del vino.

APLICACIONES PRÁCTICAS DE UN SET DE AROMAS

Guiando Degustaciones: En catas de vino, un set de aromas puede usarse para guiar y enriquecer la experiencia, ayudando a los participantes a identificar los aromas específicos en cada vino.

Mejora de la Experiencia Personal: Para los amantes del vino, practicar con un set de aromas mejora notablemente la habilidad para identificar y describir vinos, enriqueciendo la experiencia de cata.

LOS MEJORES SET DE AROMAS DE VINO

Estos kits o set están diseñados para afinar tu sentido del olfato, ayudándote a identificar y disfrutar de los complejos aromas del vino. Te presentamos los mejores sets de aromas disponibles en el mercado, perfectos para cualquier entusiasta del vino, desde principiantes hasta expertos sommeliers:

[amazon bestseller=»set aromas del vino» items=»3″ template=»table»]

Elegir el set de aromas de vino adecuado depende de tus objetivos y nivel de experiencia en la cata de vinos. Desde kits completos y detallado hasta opciones más sencillas y enfocadas hay un kit para cada entusiasta del vino. Invierte en uno hoy y transforma tu experiencia de cata de vino en una aventura sensorial más rica y educativa.

Los sets de aromas del vino son herramientas invaluables en el mundo de la enología. No solo potencian la capacidad de reconocer y describir los diversos aromas presentes en el vino, sino que también elevan la experiencia de degustación a un nivel superior.

Ya sea para un sommelier en formación o un entusiasta que desea explorar más profundamente el mundo del vino, estos kits son esenciales para desarrollar una apreciación más profunda y un entendimiento más rico de esta compleja y fascinante bebida.


RESUMEN DE LA GUÍA COMPLETA DE LOS AROMAS DEL VINO

Los aromas del vino son tan importantes como el sabor y la textura.

Aprender a apreciar y describir estos aromas puede enriquecer enormemente tu experiencia con el vino, dándote una nueva perspectiva sobre tus botellas favoritas.

Deja un comentario