CÓMO CATAR UN VINO PASO A PASO ▷ GUÍA DE INICIACIÓN

Nacho Rubio

Updated on:

Catar vino es un arte que requiere paciencia y práctica. Aquí te presento una guía detallada de iniciación para ayudarte a entender cómo CATAR VINOS PASO A PASO.

GUÍA DE PREPARACIÓN PARA CATAR VINOS

La cata de vinos es una experiencia sensorial en la que intervienen la vista, el olfato y el gusto. Para maximizar esta experiencia y obtener una apreciación más precisa del vino, es esencial prepararse adecuadamente. Aquí te presentamos una guía detallada para prepararte para una cata de vinos:

1. AMBIENTE IDEAL PARA CATAR VINOS:

  • Luz: Elige un lugar bien iluminado, preferentemente con luz natural o una luz que no altere los colores, para poder apreciar correctamente el color y claridad del vino.
  • Sin olores: El ambiente debe estar libre de olores que puedan interferir con la percepción aromática del vino, como perfumes, comida, tabaco, etc.
  • Temperatura: Un lugar fresco, idealmente entre 20-22°C. Evita lugares muy calientes o con corrientes de aire.

2. MATERIAL NECESARIO PARA LA CATA DE VINOS:

  • Copas: Usa copas de cristal transparente, limpias y sin olores. La copa tipo tulipa es la más adecuada para catar, ya que permite agitar el vino y concentrar los aromas.
  • Cuspidor: Es esencial si vas a catar varios vinos y no quieres consumir todo el alcohol.
  • Ficha de cata: Para anotar tus impresiones sobre cada vino.
  • Blanco de referencia: Una hoja blanca o mantel puede ayudar a apreciar mejor el color del vino.

3. PREPARACIÓN DE LOS VINOS DE LA CATA:

  • Temperatura adecuada: Cada tipo de vino tiene su temperatura ideal de cata. Por lo general, los blancos entre 8-12°C, los rosados alrededor de 10°C, y los tintos entre 16-18°C.
  • Decantación: Algunos vinos, especialmente los tintos con cuerpo o con cierta edad, pueden beneficiarse de ser decantados para oxigenarse y liberar sus aromas.

4. CÓMO TENEMOS QUE PREPARARNOS PARA CATAR VINOS:

  • Evita perfumes o colonias: Pueden interferir con tu capacidad para percibir los aromas del vino.
  • Dieta neutra: Antes de la cata, evita comidas muy condimentadas o picantes. Un paladar neutral es ideal.
  • Buena salud: Si estás resfriado o tienes la nariz congestionada, tu capacidad olfativa estará comprometida.

5. LA METODOLOGÍA DE LA CATA:

  • Visual: Observa el vino contra el blanco de referencia para analizar color, tonalidad y claridad.
  • Olfativa: Agita suavemente la copa para oxigenar el vino y percibe los aromas primarios, secundarios y terciarios.
  • Gustativa: Toma un sorbo, mueve el vino por toda la boca para que llegue a todas las zonas del paladar y analiza acidez, dulzura, taninos, cuerpo y persistencia.
  • Conclusiones: Reflexiona sobre el conjunto de sensaciones y determina si es un vino equilibrado, armonioso y de tu agrado.

6. MUY IMPORTANTE: PACIENCIA Y PRÁCTICA:

  • Como cualquier habilidad, la cata de vinos se perfecciona con la práctica. Catando diferentes vinos aprenderás a reconocer matices y complejidades.

La preparación es esencial para disfrutar plenamente de la experiencia de catar vinos. Al seguir estos consejos, te asegurarás de tener un ambiente y condiciones óptimas para apreciar todas las cualidades que un vino tiene para ofrecer.

¡EMPECEMOS CON LA CATA DE VINOS!


GUÍA DE INICIACIÓN A LA CATA VINOS

Con esta guía completa y detallada, vas a estar bien encaminado para apreciar y disfrutar la cata de vinos de una manera más informada y enriquecedora.

Aunque muchos aficionados al vino creen saber catarlo, los expertos indican que la verdadera habilidad proviene de años de experiencia. Sin embargo, incluso los no expertos pueden realizar una cata efectiva utilizando tres sentidos: vista, olfato y gusto, pasando por tres fases específicas:

  1. Fase visual: Aquí se evalúa el color y la claridad del vino. Usando una base blanca, como una mesa o servilleta, se coloca la copa y se observan las tonalidades en la punta, los bordes y el centro. El color puede indicar la edad del vino: los amarillos denotan tiempo en barrica, cambiando de incoloro a dorado con la edad. En vinos tintos, el cambio de color va de rojo violeta a rojo anaranjado o marrón.
  2. Fase olfativa: Después de la observación visual, se usa el olfato para identificar los aromas del vino. Se comienza oliendo el vino sin agitarlo y luego se agita suavemente para liberar más aromas. Los olores percibidos pueden variar entre individuos, pero algunos comunes incluyen afrutados, amaderados, químicos, vegetales, florales o balsámicos. Estos aromas provienen de factores como la variedad de uva, fermentación, crianza y tipo de barrica.
  3. Fase gustativa: Finalmente, se prueba el vino. Se toma un sorbo, dejándolo recorrer toda la boca para apreciar los sabores que evolucionan. Al catar, se detectan sabores en diferentes áreas de la lengua: dulce en la punta, salado en el centro hacia los lados, ácido en los lados y amargo al final.

Catar un vino correctamente implica seguir estas fases y estar plenamente presente en el momento. Los aromas y sabores percibidos pueden variar según el momento y el estado de ánimo del catador.

Vamos ahora a detallar las 3 fases más importantes de una cata de vinos.


CÓMO CATAR UN VINO: La Fase Visual

La cata de vinos es un proceso que involucra todos nuestros sentidos, pero todo comienza con la vista. La fase visual nos proporciona las primeras pistas sobre la calidad, edad, y otros aspectos del vino que estamos a punto de degustar.

A continuación, te presento los pasos y detalles a tener en cuenta durante esta primera etapa:

  1. Elije el entorno adecuado:
    • Para observar bien el vino, es esencial contar con una buena iluminación. Preferiblemente, utiliza luz natural o una fuente de luz blanca que no altere los colores del vino.
    • El fondo también es importante. Un fondo blanco o de un color claro te permitirá apreciar mejor los matices del vino.
  2. Utiliza una copa adecuada:
    • Opta por una copa de cristal transparente y sin tintes para no alterar el color real del vino.
    • Asegúrate de que la copa esté limpia y sin marcas o huellas, ya que estas pueden interferir con la observación.
  3. Observa el color:
    • Tono: Determina si es pálido, medio o intenso. Los vinos blancos pueden ir desde un tono verdoso hasta dorado oscuro. Los rosados pueden variar de rosas pálidos a tonos más anaranjados o morados. Los tintos oscilan desde tonos violáceos hasta marrones.
    • Intensidad: Mira cuán profundo o pálido es el color. Esto puede darte pistas sobre la concentración, el tipo de uva y, en algunos casos, el tiempo que ha pasado en barrica.
  4. Estudia la limpidez:
    • Un vino debe ser claro y brillante. Si está turbio, podría indicar un problema, aunque hay vinos intencionadamente sin filtrar que pueden presentar cierta turbidez.
  5. Observa la lágrima o lágrimas:
    • Al girar la copa, el vino deja unas gotas que bajan por las paredes de la copa, conocidas como «lágrimas». Si estas lágrimas bajan lentamente y son gruesas, suele indicar un vino con mayor contenido de alcohol y/o glicerina, lo que puede sugerir un vino más corpulento.
  6. Examina posibles defectos:
    • Estar atento a posibles partículas en suspensión, un color extrañamente opaco o un matiz marrón en vinos jóvenes puede indicar posibles problemas en el vino.

RESUMEN DE CÓMO CATAR UN VINO EN LA FASE VISUAL

La fase visual de la cata es esencial para comenzar a entender el vino que estamos a punto de degustar. Los detalles observados nos ofrecen pistas sobre su estructura, edad, crianza y posible calidad. Esta etapa establece las expectativas y prepara nuestros otros sentidos para las fases olfativa y gustativa, completando una experiencia de cata completa y enriquecedora. ¡Disfruta de cada momento y detalle que el vino tiene para ofrecer!


CÓMO CATAR UN VINO: La fase olfativa

La cata de vinos es un proceso apasionante que nos permite descubrir y apreciar los matices y complejidades de esta milenaria bebida. Una de las fases más importantes y reveladoras en el proceso de cata es la fase olfativa.

A través de ella, podemos identificar una amplia gama de aromas que nos brindan pistas sobre el tipo de uva, el terruño, la elaboración y el envejecimiento del vino.

A continuación, te ofrecemos una guía detallada para navegar por la fase olfativa al catar un vino:

  1. Preparación:
    • Asegúrate de que el vino esté a la temperatura adecuada. Algunos aromas solo se liberan a ciertas temperaturas.
    • Usa una copa adecuada, preferiblemente de cristal transparente y con un cáliz amplio para permitir una buena oxigenación.
    • Llena la copa hasta un tercio de su capacidad para facilitar el movimiento del vino y la liberación de aromas.
  2. Agitación:
    • Sujeta la copa por el tallo y realiza movimientos circulares para oxigenar el vino. Esta acción permite que los aromas volátiles se liberen y se concentren en el cáliz.
  3. Primera impresión:
    • Antes de agitar la copa, acerca tu nariz al borde y toma una primera inhalación. Esta primera impresión te ofrecerá los aromas primarios, relacionados con la variedad de uva y el terruño.
  4. Aromas primarios:
    • Son aquellos aromas que provienen directamente de la uva. Pueden incluir frutas, flores o hierbas. Por ejemplo, un Sauvignon Blanc puede tener notas de grosella espinosa o hierba recién cortada, mientras que un Garnacha podría recordarte a frutos rojos como fresas o frambuesas.
  5. Aromas secundarios:
    • Luego de agitar la copa, vuelve a inhalar. En esta ocasión, busca aromas que provengan del proceso de fermentación. Estos pueden incluir aromas como pan recién horneado, levadura o mantequilla.
  6. Aromas terciarios:
    • Estos son los aromas que el vino adquiere durante el proceso de envejecimiento, ya sea en barrica o en botella. Notas como vainilla, coco, cuero, tabaco o especias son indicativos de un paso por barrica.
  7. Intensidad y complejidad:
    • Evalúa qué tan intensos y fáciles de identificar son los aromas. Un vino puede ser de intensidad alta, media o baja. La complejidad se refiere a la variedad y riqueza de aromas que puedes identificar.
  8. Evaluación de defectos:
    • Durante la fase olfativa, también es esencial estar atento a posibles defectos del vino. Aromas como corcho mojado, vinagre, huevo podrido o barniz de uñas pueden indicar problemas en el vino.

rESUMEN DE CÓMO CATAR UN VINO EN LA FASE OLFATIVA

La fase olfativa es esencial para apreciar y comprender un vino en su totalidad. Con práctica y experiencia, podrás afinar tu olfato y descubrir una impresionante paleta de aromas en cada copa, enriqueciendo así tu experiencia enológica.


CÓMO CATAR UN VINO: La fase gustativa

La cata de vino es un proceso complejo que implica diversos sentidos, pero uno de los más importantes es el gusto. En la fase gustativa, nos enfocamos en descifrar las sensaciones que el vino produce en nuestro paladar. A continuación, te guiaremos a través de los pasos y aspectos a considerar durante esta etapa:

  1. Primer Sorbo:
    • Inicia tomando un pequeño sorbo de vino. Deja que se desplace por todas las áreas de tu boca antes de tragarlo. Esto prepara tu paladar y te da una primera impresión del vino.
  2. Ataque o Entrada:
    • Es la primera sensación que percibimos en boca al tomar el vino. Esta sensación nos da una idea inicial sobre su acidez, su grado alcohólico y si presenta algún tipo de astringencia.
  3. Equilibrio:
    • Presta atención a cómo se equilibran los diferentes componentes en el vino: acidez, dulzura, alcohol y taninos. Un vino bien equilibrado no debería tener un componente que sobresalga excesivamente sobre los demás.
  4. Cuerpo:
    • Reflexiona sobre la textura y el peso del vino en tu boca. ¿Es ligero, medio o de cuerpo entero? Los vinos con alto contenido de alcohol o taninos suelen sentirse más densos y llenos, mientras que los vinos con mayor acidez o menor contenido alcohólico pueden sentirse más ligeros.
  5. Sabores:
    • Intenta identificar los sabores específicos que detectas. Pueden ser frutales, especiados, herbáceos, entre otros. A menudo, los sabores que percibes en la fase gustativa coinciden con los aromas que detectaste en la fase olfativa, pero también pueden surgir nuevos sabores.
  6. Taninos:
    • Los taninos son compuestos presentes en muchos vinos tintos que producen una sensación astringente o rugosa, similar a la sensación de beber una infusión de té muy cargada. Observa la intensidad y calidad de los taninos. ¿Son suaves y sedosos o ásperos y agresivos?
  7. Persistencia o Final de Boca:
    • Una vez que tragues el vino, percibe cuánto tiempo persisten las sensaciones y sabores en tu boca. Un final largo y persistente suele ser señal de un vino de buena calidad.
  8. Armonía:
    • Reflexiona sobre el conjunto de sensaciones. Un vino armónico es aquel donde todos sus componentes (acidez, dulzura, alcohol, taninos) funcionan en conjunto, sin que ninguno de ellos domine sobre los demás.

RESUMEN DE CÓMO CATAR UN VINO EN LA FASE GUSTATIVA

La fase gustativa es fundamental en la cata de vinos y nos ofrece una profunda comprensión de la calidad y características del vino. Al practicar regularmente, mejorarás tu capacidad para discernir y apreciar los matices y complejidades que cada botella tiene para ofrecer.


CONSEJOS PARA CATAR VINOs COMO UN/UNA PROFESIONAL

Te dejamos una mini guía o consejos por si tienes que ir a una cata de vinos con profesionales o expertos en la cata de vinos. De esta manera no parecerás un novato o inexperto, consiguiendo que te miren

  1. Apariencia
    • Vierte un poco de vino, y sobretodo no llenes la copa. Ahora inclina la copa sobre algo blanco y examina su apariencia y color. Si te es posible hazlo sobre un servilleta o superficie blanca.
    • A considerar:
      • Color, intensidad, claridad, burbujas, rastro en la copa.
      • Lo que te dice la apariencia sobre el vino.
  2. Olfato
    • Agita la copa y huele en vino.
    • A considerar:
      • Frutas, flores, especias, otros olores.
      • Lo que el aroma te dice sobre el vino.
  3. Sabor
    • Prueba un pequeño sorbo, verás que muchos escupen el vino, es normal aunque al principio te pueda parecer asqueroso o desconsiderado.
    • A considerar:
      • Cuerpo, dulzura, taninos, amargura, acidez, calor, final.
      • Lo que el sabor te dice sobre el vino.
  4. Integración
    • Antes de preguntarte si te gusta, considera estos puntos:
      • Está equilibrado, que es una característica muy apreciada en los vinos.
      • La intensidad y complejidad de los sabores, si tiene la fruta presente o mucha madera (crianza en barrica). Ambas cosas son casi incompatibles.
      • Duración del sabor, cuan largo o persiste el sabor del vino tanto en la boca, como en el cuerpo.
      • Apreciación personal, esta parte es la más compleja si no tienes mucha experiencia, se prudente al principio.

Desarrollar un entendimiento profundo de las características del vino lleva tiempo. No es fácil para todos percibir toda la gama de aromas y sabores que el vino puede ofrecer. Por ello, los sumilleres se entrenan durante años para perfeccionar su habilidad.

Siguen pasos específicos que comienzan con la apariencia del vino y continúan con sus aromas, sabores y características. Para no perderse ningún matiz, incluso evitan alimentos y bebidas fuertes antes de degustar y aseguran que el ambiente esté libre de olores potentes.

Aunque pueda parecer excesivo, para los expertos es vital poder describir cada singularidad del vino, ya que son esas palabras las que nos seducen al elegir un vino en un restaurante.

¡Eso es todo! Ahora puedes catar como un profesional. Puede parecer mucho al principio, pero después de unas cuantas catas, muchos de estos pasos se volverán automáticos. Sigue practicando y recuerda que se trata de disfrutar.


TIPS O CONSEJOS PARA CATAR VINOS

Para acabar te dejamos una serie de consejos o TIPS para que tus primeras catas de vinos sean lo más satisfactorias posibles:

  • Toma notas mientras degustas y catas.
  • Si estás catando a ciegas, no saques conclusiones precipitadas, calma. Es muy complejo catar a ciegas, es una disciplina que requiere años de práctica. Pero se aprende y disfruta enormemente.
  • Mantén un archivo, libreta o usa una aplicación como CellarTracker para almacenar tus notas.
  • Catar a ciegas es una excelente forma de afinar tu olfato. Pide a un amigo que te presente vinos con las etiquetas cubiertas para ver si puedes identificarlos.
  • Huele conscientemente cosas como mermelada de grosella negra y lavanda para poder identificarlas más tarde. Amplía tu vocabulario de sabores. Puede ser útil usar una rueda de sabores para aprender a ser más específico.
  • No te avergüences. Si crees que huele a queso, probablemente haya una buena razón. Aprende a confiar en tus instintos.
  • Si no percibes nada en el vino, déjalo y vuelve más tarde. Podría ser que tu olfato esté cansado o que el vino necesite tiempo para abrirse.
  • Copa de vino. No necesitas gastar una fortuna ni tener diferentes copas para tinto y blanco. Lo más importante es que esté limpia y haya espacio para agitar el vino.
  • Mantel blanco o papel blanco para examinar el vino.
  • Luz diurna o iluminación neutra.
  • Evita olores fuertes, como los de la cocina o perfumes.
  • El vino debe estar a la temperatura correcta: 7-10°C para vinos blancos y rosados, y 12-18°C para tintos.
  • Los vinos muy fríos tendrán sabores apagados, mientras que los muy calientes sabrán a mermelada y excesivamente alcohólicos. Los profesionales usan la regla 20/20: refrigera tu tinto 20 minutos antes de servir y saca el blanco 20 minutos antes.

GUÍA RÁPIDA O EXPRESS PARA CATAR VINOS

Catar y degustar un vino no es simplemente beber y decidir si te gusta o no. Una verdadera apreciación implica identificar el estilo y la historia del vino a partir de un solo sorbo.

Pero no siempre hay tiempo para formarnos a aprender una disciplina, por eso te dejamos un Guía Rápida para que puedas defenderte en las Catas de Vinos:

PASO 1: OBSERVARLO (FASE VISUAL)

Comienza observando la apariencia del vino contra un fondo blanco, lo que te permitirá evaluar su color y claridad. La claridad te indicará si el vino tiene algún defecto, mientras que la densidad te dará pistas sobre la intensidad de sus sabores. El color, por su parte, te puede dar una idea de la edad y las características del vino.

PASO 2: OLERLO (FASE OLFATIVA)

Después, analiza los aromas del vino, moviéndolo en la copa para liberarlos. Los aromas te pueden dar pistas sobre su origen y cómo fue elaborado. La intensidad de estos aromas también es un indicador de la calidad del vino.

PASO 3: PROBARLO (FASE GUSTATIVA)

Al probar el vino, permite que entre un poco de aire para intensificar los sabores. Debes revolcarlo en tu boca para evaluar su cuerpo y equilibrio. A través de este paso, podrás identificar si es un vino simple o si posee complejidad debido a métodos de producción avanzados y envejecimiento.

PASO 4: PUNTUARLO

Una vez hayas pasado por todos estos pasos, podrás evaluar y puntuar el vino basándote en su estructura, equilibrio, intensidad y complejidad de sabores. Esta práctica te permitirá relacionar la calidad del vino con su precio. Pero, más allá de eso, prestar atención a todos estos detalles realzará tu experiencia y apreciación del vino.


¡Salud y buena cata!

Deja un comentario