¿CUANDO Y CÓMO DECANTAR UN VINO? ▷ UN ARTE ESENCIAL PARA DISFRUTAR CADA SORBO

Yeliz Roa

Updated on:

CUANDO Y CÓMO DECANTAR UN VINO

La DECANTACIÓN del VINO no es solo un ritual elegante reservado para los sommeliers o los conocedores más experimentados; es una práctica accesible que puede transformar significativamente la experiencia de degustar vino.

Al abrir una botella, estamos a un paso de disfrutar de sus ricos aromas y sabores, pero ¿sabías que el simple acto de decantar puede ser crucial para revelar el verdadero carácter de un vino?

Este proceso no solo es un despliegue de tradición y sofisticación, sino también una ciencia que mejora la bebida, permitiendo que cada nota y matiz se exprese plenamente.

A continuación, exploraremos “CUÁNDO Y CÓMO DECANTAR UN VINO” para asegurarnos de que cada copa sea una verdadera celebración del paladar.


¿POR QUÉ DECANTAR UN VINO?

¿POR QUÉ DECANTAR UN VINO?

La decantación del vino es simplemente trasladar el vino de la botella a un recipiente más amplio. Este proceso permite que el vino interactúe con el oxígeno y, si es necesario, se separe de cualquier sedimento sólido acumulado en la botella.

Aunque algunos sugieren que todos los vinos se benefician de la decantación, en realidad, no todos requieren este procedimiento.

Los vinos jóvenes, tanto blancos como tintos, generalmente no necesitan ser decantados porque raramente desarrollan sedimentos y su complejidad no es tal que necesiten aire para mejorar su expresión. Sin embargo, los vinos más viejos y finos suelen ser decantados para eliminar sedimentos y mejorar su oxigenación antes de servirse.

Decantar un vino no es solo una cuestión de estética, sino una práctica que mejora notablemente la experiencia de beber vino.

La decantación tiene dos funciones principales:

LIMPIEZA DE SEDIMENTOS

Con el tiempo, es normal que los vinos tintos formen sedimentos sólidos debido a procesos naturales de oxidación o reducción.

Estos sedimentos pueden ser desagradables al paladar y estéticamente poco atractivos en la copa. Tradicionalmente, el decantador fue creado para eliminar estos residuos.

Aunque las técnicas modernas de clarificación han hecho menos común el uso de decantadores para este propósito, los VINOS NATURALES, que a menudo no son filtrados ni clarificados, todavía pueden requerir decantación.

Especialmente en vinos más viejos, la decantación permite separar los sedimentos que se pueden haber formado, evitando que estos lleguen a la copa.

OXIGENAR EL VINO

La principal razón para usar un decantador es permitir que el vino respire. Algunos vinos pueden desarrollar lo que se conoce como «aromas reductivos» debido a estar almacenados en condiciones demasiado cerradas.

El decantador ayuda a que estos aromas se disipen y los verdaderos aromas y sabores del vino se manifiesten. Esto es particularmente útil para vinos como el Syrah, que se benefician enormemente de la exposición al aire para revelar sus complejos sabores y aromas.

Al decantar, el vino se expone al oxígeno, lo que ayuda a «despertar» aromas que pueden haber quedado suprimidos durante el almacenamiento en la botella.


REGLAS BÁSICAS PARA DECANTAR

Decantar un vino correctamente puede marcar la diferencia en su degustación. A continuación, te presento algunas reglas básicas que deberías seguir para decantar vinos eficazmente:

  1. ELEGIR EL VINO ADECUADO: No todos los vinos necesitan decantación. Generalmente, los vinos viejos con sedimento y los vinos tintos jóvenes y tánicos se benefician más de este proceso.
  2. PREPARAR EL VINO: Antes de decantar, es importante dejar que la botella de vino se asiente en posición vertical durante 24 horas. Esto permite que el sedimento se acumule en el fondo de la botella.
  3. USAR EL DECANTADOR CORRECTO: Elige un decantador adecuado para el tipo de vino. Un decantador con una base amplia es ideal para vinos jóvenes, ya que incrementa la superficie de contacto con el aire, mientras que un decantador con un cuello estrecho es mejor para vinos viejos que requieren un manejo delicado.
  4. DECANTAR EN EL MOMENTO ADECUADO: Decanta el vino justo antes de servir. Los vinos jóvenes pueden beneficiarse de una o dos horas de aireación, mientras que los vinos más viejos generalmente deben ser servidos inmediatamente después de decantar para evitar la oxidación excesiva.
  5. TÉCNICA DE DECANTACIÓN: Vierte el vino lentamente en el decantador, asegurándote de detenerte antes de que el sedimento comience a salir de la botella. Utilizar una fuente de luz, como una vela detrás del cuello de la botella, puede ayudar a ver cuándo el sedimento se acerca.
  6. LIMPIEZA DEL DECANTADOR: Limpia el decantador inmediatamente después de usarlo para evitar manchas. El agua caliente y un poco de detergente suave, o incluso granos de arroz y vinagre, pueden ayudar a remover residuos difíciles.

Siguiendo estas reglas básicas, puedes asegurarte de que cada botella de vino se presente de la mejor manera posible, maximizando su potencial en términos de aroma y sabor.


¿CÓMO DECANTAR UN VINO?

¿POR QUÉ DECANTAR UN VINO?

Decantar un vino es un proceso esencial para mejorar su sabor y bouquet antes de servirlo. Este método se utiliza principalmente para separar el vino de cualquier sedimento que pueda haberse formado y para oxigenarlo, permitiendo que los aromas y sabores se desarrollen plenamente.

Aquí te explicamos cómo realizar este procedimiento de forma efectiva:

  1. Preparación: Antes de decantar, asegúrate de que el vino ha reposado en posición vertical durante al menos 24 horas, lo que permite que el sedimento se asiente en el fondo de la botella, facilitando su separación.
  2. Elección del decantador: Utiliza un decantador limpio y seco. Este puede ser de cualquier forma y tamaño, pero debe proporcionar una amplia superficie para la oxigenación del vino.
  3. Iluminación adecuada: Para ver claramente el sedimento y evitar que entre en el decantador, es útil tener una fuente de luz detrás de la botella. Una vela o una linterna son comúnmente usadas para este fin.
  4. Servido lento: Inclina la botella gradualmente y comienza a verter el vino en el decantador sin parar. Hazlo lentamente para mantener el sedimento en el fondo de la botella. Observa la luz a través del cuello de la botella; cuando empieces a ver sedimento, detén el proceso.
  5. Tiempo de reposo: Una vez decantado, el vino debe reposar en el decantador. Este tiempo varía dependiendo del tipo de vino; los vinos jóvenes pueden requerir menos tiempo, mientras que los vinos viejos podrían beneficiarse de un período más largo para maximizar su expresión.
  6. Servir y disfrutar: Una vez que el vino ha respirado el tiempo suficiente, está listo para ser servido. Disfruta de las características mejoradas del vino gracias al proceso de decantación.

TECNICAS PARA DECANTAR VINOS

“Decantar vinos es crucial para mejorar su calidad antes de servir”.

A continuación, se describen detalladamente diversas TÉCNICAS PARA DECANTAR VINOS, adecuadas tanto para vinos jóvenes como para vinos añejos:

1.   DECANTACIÓN TRADICIONAL

  • Propósito: Ideal para vinos viejos con sedimento.
    • Método: Inclinar la botella gradualmente hacia un decantador, asegurándose de hacerlo bajo una luz suave (como la de una vela) para observar cuando los sedimentos se acercan al cuello de la botella y detenerse en el momento adecuado.
    • Beneficios: Separa el sedimento y permite que el vino respire, realzando sus aromas y sabores.

2.   USO DE AIREADORES

  • Propósito: Perfecto para acelerar la oxigenación de cualquier vino.
    • Método: Utilizar un dispositivo aireador que dispersa el vino en pequeñas gotas al verterlo, exponiendo así una mayor superficie del vino al aire.
    • Beneficios: Suaviza rápidamente los taninos y libera los aromas, ideal para vinos más jóvenes o aquellos que necesitan un rápido realce.

3.   DOBLE DECANTADO

  • Propósito: Recomendado para vinos tintos jóvenes y robustos.
    • Método: Decantar el vino a un decantador y luego devolverlo a la botella original, lo que aumenta el contacto con el oxígeno.
    • Beneficios: Maximiza la oxigenación, suavizando los taninos y permitiendo que el vino desarrolle una mayor complejidad de sabores.

4.   DECANTACIÓN POR REMOLINO

  • Propósito: Ideal para airear rápidamente el vino justo antes de servir.
    • Método: Verter el vino en un decantador y realizar movimientos giratorios para mezclar el aire de manera uniforme con el vino.
    • Beneficios: Aireación eficiente y rápida, adecuada cuando se dispone de poco tiempo.

Cada técnica de decantación tiene sus propios beneficios y puede ser elegida según el tipo específico y la edad del vino para asegurar que se muestre en su mejor expresión.


JARREADO COMO MÉTODO ALTERNATIVO A LA DECANTACIÓN DE VINOS

JARREADO COMO MÉTODO ALTERNATIVO A LA DECANTACIÓN DE VINOS

El jarreado es una técnica tradicional y alternativa a la decantación de vinos que se utiliza para oxigenar el vino y suavizar sus taninos.

A continuación, te explico más sobre este interesante método:

¿QUÉ ES EL JARREADO?

El jarreado consiste en verter el vino de una botella a otra VARIAS VECES. Este proceso ayuda a airear el vino rápidamente y es especialmente útil cuando no se dispone de un decantador.

PROPÓSITO DEL JARREADO

Similar a la decantación, el objetivo principal del jarreado es exponer el vino al oxígeno, ayudando a liberar los aromas y sabores del vino, así como a reducir la astringencia de los taninos en vinos jóvenes.

CÓMO REALIZAR EL JARREADO

  • Materiales Necesarios: Dos botellas limpias o un decantador y una botella.
  • Proceso: Comienza vertiendo suavemente el vino de la botella original a otra botella o decantador, y luego viértelo de vuelta. Repite este proceso varias veces, asegurándote de hacerlo desde una altura que permita que el vino se oxigene sin salpicar demasiado.

BENEFICIOS DEL JARREADO

  • Rapidez: Es una forma rápida de oxigenar el vino, ideal cuando no hay tiempo para una decantación prolongada.
  • Flexibilidad: No requiere equipo especializado, solo dos recipientes limpios.
  • Efectividad: Aunque es un método menos formal que la decantación, puede ser muy efectivo para mejorar las características del vino.

Al igual que con la decantación, es importante no exponer el vino a demasiado oxígeno. El jarreado debe hacerse justo antes de servir, especialmente para vinos más delicados y antiguos que podrían degradarse con una oxigenación excesiva.

El jarreado es una excelente alternativa para quienes no disponen de un decantador o buscan una solución rápida y efectiva para mejorar su EXPERIENCIA VINÍCOLA.

Este método permite disfrutar del vino en su mejor forma, destacando sus aromas y sabores de manera sencilla y eficiente.


10 REGLAS BÁSICAS PARA DECANTAR UN VINO

  1. EVALUAR EL VINO ANTES DE DECANTAR: Oler o probar una pequeña cantidad en una copa, ayudará a determinar si el vino realmente necesita ser decantado y cuánto tiempo podría necesitar.
  2. USAR EL DECANTADOR ADECUADO: Los decantadores de base ancha son ideales porque permiten una mayor superficie de contacto con el aire, lo que favorece una mejor oxigenación del vino.
  3. PREPARAR EL VINO Y EL DECANTADOR: Asegúrate de que el decantador esté limpio y libre de olores que puedan afectar la calidad del vino. El vino debe estar en la temperatura adecuada para su tipo antes de ser decantado.
  4. VERTER CON CUIDADO: Vierte lentamente en el decantador, preferiblemente utilizando las paredes del mismo para que el vino se deslice suavemente. Esto minimiza la agitación y promueve una oxigenación efectiva sin exponer el vino a un shock.
  5. MAXIMIZAR EL CONTACTO CON EL AIRE: Asegúrate de que el vino se vierte de manera que recorra un camino largo dentro del decantador, lo que incrementa su exposición al aire y facilita la liberación de los aromas y sabores.
  6. OBSERVAR LOS SEDIMENTOS: Mientras viertes, observa cuidadosamente la aparición de sedimentos, especialmente cuando decantes vinos más viejos. Detén el proceso cuando comiences a ver partículas sólidas acercándose al cuello de la botella.
  7. TIEMPO DE REPOSO: El tiempo puede variar dependiendo de la edad y tipo del vino.
  8. CUIDADO CON LA OXIGENACIÓN EXCESIVA: Monitorea el vino mientras está en el decantador para evitar la sobreexposición al oxígeno, lo cual podría deteriorar sus cualidades.
  9. SERVIR EN EL MOMENTO APROPIADO: Decanta el vino justo antes de su consumo. No decantes con demasiada anticipación para evitar que el vino pierda sus características ideales.
  10. USO DE TÉCNICAS ADICIONALES SI ES NECESARIO: Para vinos que requieren una rápida oxigenación o para jóvenes con aromas de reducción, considera el jarreado (explicado anteriormente).

TIPOS DE VINO PARA DECANTAR

DECANTAR VINO es una práctica que puede beneficiar a varios tipos de vinos, desde robustos tintos hasta delicados blancos.

La decisión de decantar depende no solo del tipo de vino, sino también de su edad y características específicas.

A continuación, se detallan los tipos de vinos que comúnmente se benefician de la decantación:

VINOS TINTOS JÓVENES Y TÁNICOS

  • Ejemplos: Cabernet Sauvignon, Syrah, y Tempranillo.
    • Razón para Decantar: Estos vinos suelen ser ricos en taninos y pueden ser un poco ásperos cuando son jóvenes. La decantación ayuda a suavizar los taninos y abrir los sabores, mejorando la redondez y complejidad del vino.

VINOS TINTOS AÑEJOS

  • Ejemplos: Barolo, Bordeaux, y Rioja con varios años de añejamiento.
    • Razón para Decantar: Con el tiempo, estos vinos desarrollan sedimentos que pueden ser desagradables al paladar. Decantar permite separar el vino de estos sedimentos. Además, los vinos añejos se benefician de una breve oxigenación para realzar sus aromas sutiles.

VINOS BLANCOS Y ROSADOS AÑEJOS

  • Ejemplos: Viejos Rieslings y algunos Chardonnays.
    • Razón para Decantar: Aunque menos común, algunos vinos blancos y rosados de alta calidad y con cierta edad, pueden presentar sedimentos. Además, la decantación puede ayudar a expresar mejor su complejidad aromática.

VINOS DE POSTRE

  • Ejemplos: Oporto vintage y algunos tipos de Madeira.
    • Razón para Decantar: Estos vinos a menudo contienen sedimentos debido a su prolongado proceso de envejecimiento. Decantarlos no solo elimina estos sedimentos, sino que también permite que el vino exprese completamente su riqueza y profundidad de sabor.

La decantación no es necesaria para todos los vinos, pero cuando se aplica correctamente, puede transformar significativamente la experiencia de degustación, destacando la “VERDADERA ESENCIA DEL VINO”.


MOMENTO ADECUADO PARA DECANTAR

MOMENTO ADECUADO PARA DECANTAR
  • VINOS TINTOS ESTRUCTURADOS: Decantar alrededor de 1 o 2 horas antes de consumir.
  • VINOS JÓVENES: Pueden decantarse inmediatamente antes de su consumo.
  • VINOS TINTOS AÑEJOS: Se recomienda decantar al menos 2 horas antes de su consumo.

CLAVES PARA DECANTAR

  • VINOS TINTOS DE MÁS DE 10 AÑOS: Decantar entre dos y tres horas antes de beber.
  • VINOS TINTOS DE 4 A 10 AÑOS: Decantar entre una y dos horas antes para permitir que se abran sus aromas.
  • VINOS JÓVENES Y VINOS BLANCOS JÓVENES: Pueden beneficiarse de una breve decantación o simplemente ser abiertos un poco antes de consumir.

UTENSILIOS PARA LA DECANTACIÓN DE VINOS

UTENSILIOS PARA LA DECANTACIÓN DE VINOS
  • DECANTADOR: Recipiente de vidrio o cristal con distintas formas, diseñado para permitir que el vino respire y se separe de los sedimentos. Los decantadores de base amplia son ideales para vinos jóvenes, y los de cuello estrecho son mejores para vinos añejos.
  • AIREADOR DE VINO: Dispositivo que se coloca en la boca de la botella o durante el proceso de decantación para oxigenar el vino rápidamente, suavizando los taninos y realzando los aromas.
  • FILTRO O COLADOR DE VINO: Puede ser de tela de malla fina o acero inoxidable, usado para capturar sedimentos al verter el vino en el decantador.
  • LÁMPARA O VELA PARA DECANTACIÓN: Fuente de luz pequeña que permite visualizar los sedimentos en el cuello de la botella durante el proceso de decantación, indicando cuándo detenerse.
  • SOPORTE O BASE PARA DECANTADOR: Accesorio que estabiliza el decantador en la mesa, evitando derrames y volcaduras.

La decantación no solo es un proceso técnico, sino que también añade un valor significativo a la experiencia gastronómica. Al eliminar sedimentos y oxigenar el vino, se realzan sus aromas y sabores, lo que complementa perfectamente una comida excepcional.

Equipados con los utensilios adecuados, los aficionados y expertos pueden asegurarse de que cada copa de vino se sirva en su mejor estado, elevando así el placer de la mesa.

Además, entender CUÁNDO Y CÓMO DECANTAR diferentes tipos de vino es crucial para apreciar plenamente sus sutilezas y lograr una armonía perfecta entre el vino y la comida.

La decantación no solo mejora el vino, sino que también enriquece la ceremonia de su disfrute, transformando cada sorbo en una celebración de los sentidos y añadiendo un toque especial a cualquier placer culinario.

Deja un comentario