¿CÓMO ESCOGER VINO BIODINÁMICO? ▷ Guía de Iniciación

Nacho Rubio

El vino biodinámico es el resultado de prácticas agrícolas que siguen los principios de la agricultura biodinámica. Estas prácticas no solo se centran en el cuidado del viñedo de manera orgánica, sino también en la armonización de las actividades vitivinícolas con los ciclos naturales y astronómicos.

Si estás interesado en escoger un vino biodinámico, aquí te dejamos algunas recomendaciones:

  1. Certificación: Busca etiquetas que indiquen una certificación biodinámica. Hay varias organizaciones que certifican vinos biodinámicos, siendo Demeter la más reconocida internacionalmente. Si un vino tiene el sello de Demeter o de otra entidad similar, significa que cumple con los estándares establecidos para la viticultura biodinámica.
  2. Investigación: Investiga sobre el productor y la bodega. Algunos productores pueden seguir prácticas biodinámicas sin obtener una certificación. Al conocer la historia y filosofía del productor, podrás entender mejor su enfoque y compromiso con la biodinámica.
  3. Naturalidad: Muchos vinos biodinámicos también se clasifican como «vinos naturales», lo que significa que se producen con una mínima intervención en la bodega y sin aditivos enológicos, o con una cantidad muy limitada de ellos.
  4. Preguntar a expertos: Si tienes la oportunidad, consulta con sumilleres o expertos en vinos en tiendas especializadas. Ellos pueden recomendarte vinos biodinámicos de calidad y explicarte las particularidades de cada uno.
  5. Precio: El vino biodinámico, al igual que el orgánico, suele tener un precio más alto debido a la menor escala de producción y al mayor cuidado y trabajo manual involucrado en su producción. Sin embargo, no siempre el precio más alto garantiza una calidad superior, así que es importante combinar el factor precio con otros criterios de selección.
  6. Características organolépticas: Los vinos biodinámicos a menudo presentan características organolépticas únicas. Pueden ser más varietales, expresar más claramente el terroir o mostrar una complejidad diferente en comparación con vinos producidos de forma convencional.
  7. Presencia de sedimentos: Algunos vinos biodinámicos no se filtran o se hacen de manera muy ligera, por lo que es posible encontrar sedimentos en la botella. Esto no es un defecto, sino más bien una característica de algunos vinos naturales o biodinámicos.
  8. Cuidado con las añadas: Al igual que con cualquier vino, la calidad puede variar según la añada. Debido a la menor intervención en la bodega y en el viñedo, las variaciones climáticas pueden tener un impacto más significativo en los vinos biodinámicos.
  9. Opiniones y críticas: Busca opiniones y críticas de expertos sobre vinos biodinámicos en revistas especializadas, blogs o aplicaciones de vinos. Estas opiniones pueden guiarte en la selección.
  10. Prueba y descubre: La mejor manera de conocer los vinos biodinámicos es probar diferentes referencias. Esto te permitirá descubrir productores, regiones y estilos que se adapten a tu paladar.

Recuerda que, al igual que con cualquier vino, lo más importante es que te guste y disfrutes de la experiencia de degustación. La biodinámica es solo una de las muchas aproximaciones a la viticultura, y cada enfoque puede ofrecer vinos de calidad y carácter único.


GUÍA DE INICIACIÓN PARA DISFRUTAR DEL VINO BIODINÁMICO

La agricultura biodinámica está tomando impulso en la industria vinícola. Estos vinos se elaboran con prácticas agrícolas holísticas que consideran la viña como un ecosistema interconectado. Si estás interesado en probar vino biodinámico, aquí tienes una guía detallada para ayudarte a elegir el adecuado para ti.

Escoger vino biodinámico puede ser una experiencia gratificante, ya que estos vinos están producidos bajo principios de agricultura sostenible y armonía con la naturaleza.

Aquí tienes una guía detallada para iniciarte en la selección de vinos biodinámicos:

1. Entendiendo el Vino Biodinámico: El vino biodinámico se produce siguiendo principios agrícolas que tienen en cuenta los ritmos de la naturaleza y las influencias cósmicas. Estas prácticas van más allá de la agricultura orgánica e incluyen la utilización de preparados biodinámicos y la observación de los ciclos lunares y planetarios.

2. Certificaciones: Busca certificaciones específicas en la etiqueta del vino. Las certificaciones como Demeter o Biodyvin indican que el vino se ha producido siguiendo estándares biodinámicos estrictos.

3. Leer la Etiqueta: Más allá de las certificaciones, la etiqueta puede ofrecer información sobre la bodega, la región, las variedades de uva utilizadas y la añada. Algunos productores también incluyen detalles sobre sus prácticas biodinámicas.

4. Buscar Bodegas Reconocidas: Algunas bodegas biodinámicas han ganado reputación por la calidad de sus vinos. Investiga y busca reseñas y recomendaciones.

5. Explorar Variedades y Regiones: Al igual que con cualquier vino, es esencial conocer las características de las diferentes variedades de uva y las regiones vinícolas. Algunas regiones son particularmente conocidas por sus vinos biodinámicos, como partes de Francia, Italia y California.

6. Pregunta a los Expertos: Si te encuentras en una tienda de vinos o en un restaurante, no dudes en pedir recomendaciones sobre vinos biodinámicos. Los sommeliers y expertos en vinos suelen estar al tanto de las últimas tendencias y pueden ofrecerte valiosos consejos.

7. Considera el Precio: A menudo, los vinos biodinámicos pueden ser un poco más caros que los vinos convencionales debido a los costes asociados con las prácticas agrícolas biodinámicas. Sin embargo, hay vinos biodinámicos disponibles en una amplia gama de precios.

8. Aspectos Sensoriales:

  • Vista: Observa el color y la claridad del vino.
  • Olfato: Percibe los aromas. Los vinos biodinámicos pueden tener perfiles aromáticos distintivos debido a la diversidad del suelo y las prácticas de vinificación natural.
  • Gusto: Fíjate en las características de sabor, cuerpo y taninos.

9. Experimenta y Aprende: El mundo de los vinos biodinámicos es vasto. Prueba diferentes vinos, compara y descubre tus preferencias personales.

10. Participa en Catas: Muchas tiendas de vinos y bodegas ofrecen degustaciones de vinos biodinámicos. Es una excelente oportunidad para aprender y descubrir nuevos vinos.

11. Visitar Bodegas Biodinámicas: Si tienes la oportunidad, visita bodegas que practican la viticultura biodinámica. A menudo, ofrecen recorridos que explican sus prácticas y filosofías, lo que puede enriquecer tu apreciación del vino.

12. Conectarse con Comunidades: Únete a grupos o foros de vino en línea donde se discuten vinos biodinámicos. Es una excelente manera de obtener recomendaciones y aprender de otros entusiastas del vino.

Siguiendo esta guía, podrás iniciar tu camino en el mundo del vino biodinámico de manera informada y disfrutar de una experiencia enriquecedora y sostenible.

El vino biodinámico es una expresión auténtica del terroir y de la relación armoniosa entre la naturaleza y la viticultura. A medida que te sumerjas en este mundo, descubrirás vinos llenos de carácter y personalidad. Como con cualquier viaje vinícola, la clave está en explorar, aprender y disfrutar.

Deja un comentario